Dale vuelta a la Vuelta ciclista -Bira beste aldera


La presencia de este evento deportivo en nuestras calles durante el fin de semana del 18-19 de agosto supone una oportunidad para ofrecer desde un colectivo que apuesta por el decrecimiento, la relocalización, la economía al servicio de las personas y no de los grandes capitales, etc, etc… unas reflexiones que aquí van:

1- Gastar 1,5 millones de presupuesto público en la promoción de una empresa deportiva privada (900.000 euros van directamente a Unipublic, la empresa promotora) invita a considerar los beneficios sociales que se podrían conseguir con una inversión pública notoriamente inferior destinada a la promoción de la bicicleta como medio de transporte no contaminante, saludable y socialmente responsable.

Se podrá argumentar que no se trata de oponer unos gastos a otros,  que cada cosa tiene su ámbito de promoción y apoyo, pero a la vista del abandono en que los poderes públicos navarros tienen a la movilidad social y ambientalmente sostenible (ni se facilita su uso suficientemente, ni se apoya la adquisición y reciclaje de vehículos no contaminantes, ni se aplican medidas tan sencillas como los aparcamientos para bicicletas en los parkings subterráneos…) , parece claro que un apoyo y otro se hacen incompatibles.

2. Es dudoso que el presunto beneficio económico que traerá la Vuelta vaya a distribuirse de una forma equitativa o socialmente responsable. Más allá del sector turístico -que por supuesto tiene todo el derecho al beneficio económico y su viabilidad laboral y social- es de temer que los beneficios (si los hay) van a ir a parar a grandes empresas que no se distinguen precisamente por su promoción del tejido laboral local. Desde DaleVuelta-Bira beste aldera apostamos por la relocalización de la producción y el consumo, por una economía de cercanía y ligada a cubrir las necesidades de la población, por la soberanía económica local; y este tipo de eventos deslocalizan y centralizan la economía más que apoyan las economías locales.

3. Acontecimientos como el que nos ocupan promueven una cultura -deportiva en este caso- del espectáculo y el negocio de masas, más que una cultura participativa, autogestionada y abierta. No negamos que el espectáculo pueda resultar atractivo y estimulante de la práctica deportiva, pero su coste para el erario público parece a todas luces desmesurado, en tiempos de crisis o en tiempos de bonanza ¿para quién?

4. La trayectoria del Gobierno de Navarra en su política de inversiones “deportivas” -Circuito de Navarra en Los Arcos, pabellón Navarra-Arena, circuito de karts en Refena… – deja ver a las claras su nivel de sensibilidad y responsabilidad social, económica o medioambiental. En ese sentido es censurable el gusto megalómano y de autobombo que destila también este “super-acontecimiento” de 2 días de agosto. Más allá incluso de los intereses políticos partidistas que desde amplios sectores de la población se han denunciado. 1512-2012, el pelotón va de vuelta de Pamplona a Madrid.

5. ¿Y tú qué opinas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: